Pensar que yo a veces reniego a la hora de hacer la cena u ordenar mi cuarto, y ahora veo a todas estas personas que realmente demuestran la pereza en el máximo extremo.

En algunos casos, hay que reconocer que por lo menos se las ingeniaron de alguna manera para continuar siendo perezosos... que dilema, no? Se requiere trabajar aunque sea un poco para ser perezoso.

1 - Quién necesita un plato?

A este sujeto no le importan las migajas en su ropa y tener un plato cerca debe ser realmente molesto, no?

2 - Sujetar la tablet es realmente cansador?

Pues, vamos a sujetar del techo unas cintas y listo.

3 - Que tal una "power nap"?

La seguridad en primer lugar, cierto? Pues voy a rodearme de conos, no sea que alguien me pise mientras disfruto una hermosa siesta.