Hasta el padre más duro se ablandará al ver a su hija con vestido de novia por primera vez. Todo el peso emocional de ver a su pequeña ya convertida en mujer adulta y a punto de celebrar su boda será motivo de reacciones de alegría hasta las lágrimas.

1. Si la felicidad tuviera un rostro sería el de este padre

2. Simplemente emocionante

3. A alguien se le ha ablandado el corazón